Ver todas
Familia y Hogar

Padres primerizos gastan más en frutas y verduras, dice un estudio

July 26, 2019

ANN ARBOR — Los padres primerizos gastan más dinero en frutas y verduras frescas que antes de tener hijos, según un nuevo estudio de la Universidad de Michigan que indica que este momento clave en la vida de los padres podría usarse para crear intervenciones que apoyen hábitos alimenticios más saludables.

“Cuando las personas se convierten en padres, es más probable que cambien sus hábitos alimenticios”, dijo la autora principal, Betsy Cliff, quien recientemente recibió su doctorado de la Escuela de Salud Pública de la la UM. “Este período podría ser un buen objetivo para los programas que fomenten un mayor consumo de productos”.

Según el estudio publicado en el Journal of Nutrition Education and Behavior, la proporción del presupuesto de comestibles gastado en frutas aumentó en un 21 por ciento y la proporción que se gastó en verduras aumentó en un 10 por ciento en comparación con antes de ser padres. El mayor gasto en frutas y verduras se debió a un aumento en el dinero gastado en productos frescos; no hubo cambios significativos en los gastos de productos enlatados o congelados.

Cuando los investigadores observaron más de cerca, encontraron que este aumento solo se observó en las familias de ingresos medios y altos, las que ganan un 185 por ciento por encima del nivel de pobreza (o más de $ 39,000 para una familia de tres en 2019).

“El efecto es impulsado por los hogares de mayores ingresos. Los hogares de bajos ingresos no están cambiando sus compras de productos cuando se convierten en padres”, dijo Cliff. “Esta diferencia en las compras de productos basados ​​en el ingreso muestra una fuente potencial de disparidades en la nutrición y podría contribuir a las consecuencias para la salud en el futuro”.

Mercadotecnia y salud pública

Cliff dijo que mientras tomaba una clase de mercadotecnia, se encontró con publicaciones que señalaban que algunas compañías podían predecir cuándo las mujeres están embarazadas según las compras que hacen. Por ejemplo, el artículo señaló que si alguien pasa de comprar una loción perfumada a no perfumada, podría estar embarazada. La discusión se centró en determinar las preferencias de las personas en función de dónde se encuentran en sus vidas.

“Estaba pensando en eso y me preguntaba si también podría aplicarse a un contexto de salud pública. Las compras de alimentos son algunas de las compras más consistentes que hacemos en nuestras vidas y me preguntaba si hubo un cambio habitual en el primer hijo porque es un cambio tan grande, que podríamos aprovechar para mejorar la salud pública”.

Para el estudio, los investigadores utilizaron una muestra representativa a nivel nacional llamada Nielsen Homescan Consumer Panel dataset. Cada año, en esta base se recopilan datos de entre 40,000 y 60,000 hogares en todo el país de panelistas que usan escáneres domésticos para registrar sus compras. Nielsen también recopila la cantidad de niños, raza / etnia, ingresos del hogar y otra información demográfica.

El estudio examinó a los participantes de 2007 a 2015 que tenían más probabilidades de convertirse en padres e incluyó datos de 21,939 hogares de adultos de entre 25 y 49 años.

Los códigos de los productos fueron suministrados por Nielsen y se usaron para clasificar cada compra escaneada como supermercado, y luego se categorizaron por tipo de producto y mecanismo de almacenamiento (fresco, enlatado, congelado, otro). En total, se incluyeron 73,672 observaciones en el estudio.

En las 508 familias que se convirtieron en nuevos padres, los investigadores encontraron que aumentaron el porcentaje de su presupuesto que gastaron en en frutas y verduras del 10 al 12 por ciento.

Cliff dijo que si bien hay algunas limitaciones para el estudio -por ejemplo, aunque pueden ver un aumento en el gasto no puedn ver qué está realmente comiendo la gente- espera que los hallazgos ayuden a otros a realizar intervenciones para los padres, independientemente de su situación socioeconómica.

“Para las familias de menores ingresos, están pasando por cambios de vida similares a los de las familias de mayores ingresos”, dijo. “Un siguiente paso interesante sería averiguar por qué su gasto en frutas y verduras no está cambiando”.

La autora principal, Julia Wolfson, profesora asistente en gestión y políticas de salud de la UM estuvo de acuerdo.

“El embarazo es un evento clave en la vida, y sabemos que el embarazo y los primeros 1,000 días de vida son críticos para establecer una trayectoria saludable. Los alimentos, y las frutas y verduras en particular, son particularmente importantes durante esos primeros años. Los resultados de este estudio resaltan la importancia de seguir invirtiendo en programas y políticas que ayudan a los hogares de bajos ingresos a acceder a frutas y verduras, especialmente durante el embarazo e inmediatamente después del nacimiento de un niño”.

Tarlise Townsend, estudiante de doctorado en el departamento de Gestión de Salud, Política y Sociología de la UM, también es autora del artículo.

Transmitiendo en Vivo

Christian
Gianotti
Rey
Rubio
Leticia
Madrigal
Tema de Hoy: Adultos Mayores
Ver Ahora
No items found.
No items found.
No items found.
No items found.
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Acerca de NosotrosPublicidad con NosotrosNuestra Red de NegociosAcerca de NosotrosContacto

Our Supporters

Copyright © 2019 CBS Financial Rescue & Associates, LLC. All rights reserved.
>